Guía del retablo extremeño


En Extremadura hay muchas cosas que la mayoría de los extremeños ignoramos, o que pensamos que son de una “calidad” inferior, solamente por el hecho de que están en nuestra tierra. Afortunadamente, cada día hay más gente que nos va sacando de ese terrible error y nos va demostrando que tenemos muchas cosas que descubrir y disfrutar en nuestra tierra.

Presentada en Badajoz la Guía del Retablo Extremeño | Extremadura al día

Se trata de una publicación editada por la Junta de Extremadura y dedicada al mueble litúrgico extremeño.
El nuevo cuaderno popular que patrocina la Editora Regional de Extremadura y hace el número 62 de la colección, se ha presentado esta mañana en el Museo Provincial de Bellas Artes de Badajoz que su autor, Román Hernández Nieves, dirige desde hace más de una década. Dedicado a los retablos de Extremadura, el trabajo resume la tesis doctoral de quien lo firma, publicada en su segunda edición en 2004 y que se ha convertido en lectura obligada en la facultad de Bellas Artes de Sevilla. Actualmente puede consultarse en su integridad (675 páginas) en la Biblioteca Virtual Cervantes.

“El cuaderno nº 62 está dedicado a nuestro patrimonio artístico contenido en aquellos muebles litúrgicos denominados retablos extremeños del renacimiento y el barroco, muchos lamentablemente desaparecidos para siempre”, sintetiza Román Hernández al referirse a la publicación. Con este título se abre también una nueva etapa en el formato de los cuadernos, que dejan de ser apaisados para convertirse en verticales. Así lo destacó Luis Sáez, responsable de la Editora Regional, que acompañó al autor y a Alonso de la Torre, director general de Promoción Cultural de la Junta, en el acto de presentación del libro. De la Torre considera el trabajo como un texto divulgativo en el que aparecen razonados los modos, tipos y posibilidades de los retablos extremeños, así como sus artífices, talleres y trazas, de forma rigurosa y sencilla. Definido por el director general como “guía que permite viajar por la rica geografía extremeña del retablo”, este mueble litúrgico presenta como mejores herencias del arte sacro de España los existentes en las iglesias de Calzadilla de los Barros, Arroyo de la Luz, autoría de Luis de Morales, o Santa María de Cáceres.

Las coordenadas espaciales del trabajo abarcan toda Extremadura, mientras que las temporales se ciñen a los siglos XVI, XVII y XVIII, es decir, los periodos renacentista y barroco del mueble artístico regional. El contenido de “Los retablos de Extremadura”, que se extiende por 104 páginas, se estructura en tres partes. La primera se ocupa de los caracteres principales del retablo extremeño en relación, siempre, con el contexto de la retablística española. Estos caracteres se refieren a la iconografía, la morfología y la estructura, así como a la evolución durante los periodos citados. También hace referencia a los tipos de retablos más frecuentes en la región y otros aspectos relativos a la clientela, la contratación para crearlos, su duración, precio, pagos, tasaciones o materiales en que se realizaron. En la iconografía pueden encontrarse junto a los grandes ciclos sobre Cristo o María, otros temas y devociones representando al apostolado, María Magdalena, imágenes de los evangelistas, los Santos Padres y las virtudes.

El director del MUBA define la segunda parte como “particularmente novedosa por cuanto tradicionalmente se ha venido afirmando que el arte extremeño procede casi exclusivamente de centros artísticos castellanos y andaluces, ignorándose la fecunda cantera regional de artistas extremeños”. En este apartado se analizan las influencias exteriores de nuestra retablística y se fijan los centros artísticos de Extremadura durante el periodo. Sólo así se puede apreciar la herencia foránea y la producción propia. En este sentido, los talleres de donde salieron las mejores piezas del retablo regional se ubicaban en Cáceres, Trujillo, Coria, Plasencia, Alcántara, Guadalupe, Yuste y Serradilla en lo que respecta a los centros cacereños. De la Baja Extremadura, territorio que prima en el estudio de la tesis doctoral de Román Hernández, destacan los de Zafra, Llerena, Badajoz, Fregenal de la Sierra e Higuera la Real, Jerez de los Caballeros y Olivenza.

Para finalizar, el tercer y último capítulo se dedica a los aspectos sociales, económicos y profesionales de los artistas que trabajaron en los retablos extremeños. En este contexto las características predominantes eran las de parentesco y endogamia, sexo, preferentemente masculino, posición económica, consideración social y organización gremial, compañías laborales, los pleitos y rivalidades, las fuentes de inspiración y los talleres arriba enumerados. Se da el caso, por ejemplo, de parentescos directos entre el padre, maestro y titular del taller, y su hijo, aprendiz primero y oficial asociado al progenitor después. Así, un artista como Luis de Morales tuvo como colaboradores directos a sus tres hijos desde muy jóvenes. Respecto a la mujer, en aquellos periodos la predominancia del hombre era absoluta. Sin embargo, destaca Hernández Nieves, “existen casos como el de Luisa Quintana, pintora-doradora, probablemente emparentada con artistas, que contrajo matrimonio con el pintor Miguel Martínez, ambos vecinos de Plasencia. Otra relación frecuente fue la de suegro-yerno, como Velázquez, que ingresó en el taller de Francisco Pacheco en 1611 y se casó con su hija siete años después”.

Respecto a las analogías y diferencias con el resto del país, los talleres extremeños no sólo encuentran influencia de los castellano-andaluces, como históricamente se ha creído, también de maestros propios, entre otros los talleres de Martín de Holanda, en Llerena, o el de Juan de Valencia. De Badajoz salieron retablos realizados por los talleres de Hans de Bruselas, flamenco avecindando en la ciudad, Jerónimo de Valencia y el taller de los Torres. No podemos olvidar las pinturas del taller de Zurbarán en el retablo de Ntra. Sra. de los Remedios de la parroquia de Zafra. Y en la zona oliventina destaca la influencia portuguesa, única en España.

El cuaderno concluye con una bibliografía básica, tanto de carácter general como referida a Extremadura. Este nuevo número puede adquirirse al precio de seis euros.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: